sábado, 19 de mayo de 2018

Phoenicopterus roseus Pallas (FLAMENCO COMÚN) (GREATER FLAMINGO)




 




 


































































  • Área de distribución: Los flamencos viven sobre aguas salobres o saladas y poco profundas de Eurasia y América del Norte y del Sur. En Europa anida Phoenicopterus roseus, en la Camarga francesa, en las marismas del Odiel, en Doñana, en las salinas de San Pedro del Pinatar y sobretodo en la Laguna de Fuente de Piedra.
  • Alimentación: Se alimenta por filtración reteniendo con su lengua carnosa y las laminillas córneas que tiene su pico algas microscópicas y pequeños animales del plancton que viven en el lodo en aguas poco profundas. A veces se ayuda de sus patas para remover el lodo.
  • Migración y sedentarismo: Las poblaciones son sedentarias o parcialmente migratorias en movimientos dispersivos.
  • Nidificación: Los flamencos anidan en colonias, los nidos se montan sobre montículos de barro de forma cónica, de hasta 50cm de alto por 50 cm de ancho, que los flamencos refuerzan con fragmentos de vegetales y plumas, en su parte más alta hay una pequeña depresión, destinada a alojar los huevos.
  • Puesta, incubación y eclosión: La hembra pone 1 o 2 huevos verde-amarillentos de gruesa cáscara, que eclosionan tras unos 31 días de incubación en los que se alternan ambos sexos, las crías son alimentadas en su primera etapa por sustancias ricas en carotenoides que regurgita el adulto.
  • Morfología externa: Lo más llamativo de los flamencos es su largo cuello y sus larguísimas patas (tibia y tarso) de color rosa. Con 145cm de longitud y una envergadura de 170cm , el flamenco tiene el  plumaje blanco a veces con tonalidades rosadas, las alas (coberteras e infracoberteras) de un rosa oscuro muy vivo y las rémiges son de color negro. En la cabeza, destaca su pico rosado con la punta negra, truncado con un ángulo de 60º hacia abajo y sus pequeños ojos blanco-amarillentos. Los inmaduros (hasta los 3 años) tiene el plumaje blanco sucio con las alas pardo-grisáceas. En vuelo son inconfundibles por su cuello completamente estirado y sus largas patas dirigidas hacia atrás, las alas son cortas, por lo que no pueden planear. Los flamencos no son malos nadadores gracias a una membrana incompleta que poseen en sus dedos anteriores.
  • Voz: En ocasiones emiten sonidos gangosos "ge gee".


No hay comentarios:

Publicar un comentario